ESCAPADA: Sierra de Cazorla

Hola amigos,

El pasado fin de semana tuve la suerte de visitar uno de los parajes más sorprendentes dentro de la Península que todavía me quedaban por descubrir: el Parque Nacional de la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, en la provincia de Jaén.

Después de un viaje prácticamente sin final hasta el mismísimo fin del mundo (sobre todo la última hora) conseguimos llegar a nuestro destino, el bellísimo hostal rural "Caseria 7 Fuentes" en la aldea de Cuenca (Hinojares-Jaén). No suelo hacer publicidad gratuita pero la verdad es que tanto el paraje y las vistas que se apreciaban desde la habitación como el trato recibido (empezando por la dueña, Marina) fueron inmejorables.

La idea inicial para el sábado era visitar el área central (y más turístico) del Parque. Sin embargo, en el propio hostal nos sugirieron (demostrando nuestra ignorancia sobre la zona...) que mucho más cerca teníamos parajes igualmente impresionantes y menos transitados. Y la verdad es que, en los alrededores de Pozo Alcón, efectivamente pudimos disfrutar sin ningún tipo de agobios de lugares tan increíbles como la Cueva del Agua y el Santuario de Tiscar; la Sierra del Pozo y la travesía de Guazalamanco; el pantano de la Bolera... hasta llegar hasta el bonito pueblo de Castril, ya en la provincia de Granada, con su famosa pasarela de la Cerrada de Castril, un bonito paseo a lo largo de un profundo cañón por el que discurre el propio río Castril justo al lado del pueblo. Por la tarde-noche nos desplazamos hasta la ciudad de Úbeda, patrimonio de la Humanidad junto a su hermana Baeza (de la que ya os hablé en su día...), para dar un tranquilo (demasiado) paseo por sus calles y plazas renacentistas.

El domingo por la mañana el mal tiempo se alió en nuestra contra (la lluvia-nieve y la niebla eran realmente intensas) por lo que nuestra idea inicial de visitar la zona central del Parque (la presa de la Cerrada del Utrero, el Puente de las Herrerías, la Cañada de las Fuentes y el nacimiento del río Guadalquivir, entre otros parajes) tuvo que ir cambiándose a la marcha. Pero la mala suerte se truncó en buena porque esto nos permitió alejarnos hasta el Embalse del Tranco, en plena ruta de Félix Rodríguez de la Fuente, y el Parque Cinegético del Almendral donde pudimos admirar desde varios de sus miradores no sólo bellísimas cascadas (todo el Parque presentaba muchísima cantidad de agua debido a la época en la que nos encontramos) y parajes evocadores (como las ruinas del Castillo de Bujaraiza o la Cola del Tranco de Beas), sino también buena parte de la fauna autóctona (ardillas, muflones, gamos, ciervos, cabras montesas...). Para terminar y antes de poner rumbo de nuevo a la capital pudimos acercarnos a las cercanas localidades de La Iruela y Cazorla, donde se encuentra uno de los rincones más bonitos que uno se pueda encontrar en nuestro país y que recoje dentro del mismo encuadre el fondo de la Sierra, el Castillo de la Yedra, las ruinas de la Iglesia románica de Sta. María, y las casas blancas de la parte vieja de la ciudad.

En definitiva, un maravilloso fin de semana en un enclave inmejorable del que, a pesar de la paliza que nos hemos dado, aún quedaría mucho por descubrir para futuras visitas... y lo mejor de todo la relativa tranquilidad y soledad en la que nos hemos movido durante los dos días.

Pronto tendréis las fotos subidas...
Un abrazo

UNA DE CINE: Premios Goya 2011

Hola chicos,

Ayer se celebró en el Teatro Real de Madrid la 25ª edición de los Premios Goya, es decir, el "ser o no ser" del Cine español, y como dicho género (si se puede hablar de género, que a mí personalmente no me gusta hacer dicha distinción) ocupa un lugar de privilegio en el contenido de este blog, pues aquí va el resumen de todos los años...

La Gala: A pesar de que la retransmisión fuese la 2ª más vista de la Historia (después de la del año pasado), lenta y aburrida en general, sobre todo por los discursos eternos de los premiados. Bellísima escenografía y un lugar privilegiado para la celebración (las imagenes nocturnas exteriores eran fantásticas). Algunos errores de bulto (la presencia del payaso de la barretina, el error al presentar a Mario Camus...) frente a algunos momentos realmente buenos (el momento musical de Tosar, León, Guillén Cuervo, Etxeandia y Silva del principio; la presentación de los premios interpretativos con actores del sexo opuesto al estilo hollywoodiense; el momento Puigcorbé-Sardá...). El discurso del ya ex-presidente, Alex de la Iglesia, genial... mientras que el del Goya de Honor, Mario Camus, sesgado y bastante pesado. En general, lejos del nivel exigible para unas bodas de plata...

El presentador: Buenafuente. A pesar de que su nivel es siempre de notable alto, a mí me gustó más el año pasado. A pesar de bajar el nivel, tuvo 3 momentos de lo mejor de la noche (el discurso inicial, la frase "Qué gran película 'Pa Negre', habrá que verla, ¿no?" y las pullas contra la Ley Sinde).

Los premiados: Sorpresa mayúscula con "Pa Negre" de Agustí Villaronga como gran triunfadora de la noche, con 9 estatuillas, incluidas las de Mejor Película y Mejor Dirección. Al estilo de lo que sucedió hace unos años con "La Soledad", la Academía ha optado por una película minoritaria (rodada completamente en catalán, esperemos que nadie le saque una interpretación política a esto...) y cuya distribución ha sido hasta el momento prácticamente nula. Sin embargo, la película se asienta en un bellísimo guión adaptado (premiado) y un elenco interpretativo que ha copado prácticamente todos los premios de interpretación, sobresaliendo la parte femenina, con Nora Navas (mejor actriz) y Laia Marull (mejor secundaria) a la cabeza. El único premio importante que dejó escapar fueron el de mejor actor (el más predecible) para Javier Bardem en "Biutiful". Sin embargo, no fue la de anoche una gala de perdedores. El resto de favoritas al menos no se fueron de vacío del Teatro Real. "Buried", la más taquillera de todas, se llevó el mejor guión original (la verdad es que es buenísimo), mejor sonido y mejor montaje para el propio director, Rodrigo Cortés. "También la Lluvia" (mi favorita ex-ante) se tuvo que quedar con el merecidísimo premio a mejor secundario para Karra Elejalde (que fastidió con su eternoooo discurso), mejor música para Alberto Iglesias (que ya subrayé yo en su día cuando os hablé de la película...) y mejor dirección de producción. Por último, la original y buenísima "Balada Triste de Trompeta" del subersivo Alex de la Iglesia se tuvo que conformar con los premios al mejor maquillaje y efectos especiales. Por lo demás, no ganó la mejor canción la bellísima "Loving strangers" de Russian Red, sino que lo hizo Jorge Drexler; mientras que las mejores películas europea e iberoamericana fueron para la inglesa "El discurso del Rey" (que paralelamente arrasó en los Bafta británicos) y la chilena "La vida de los peces" respectivamente. Por último, la esperadísima "Chico y Rita" del duo Trueba-Mariscal se llevó la mejor película de animación, mientras que el mejor documental fue para la "Bicicleta, cuchara, manzana" que relata la lucha del político Pascual Maragall contra el alzheimer.

Un abrazo y hasta la próxima

UNA DE DEPORTE: Copa del Rey de Baloncesto 2011

Hola amigos,

Este jueves comienza la Copa del Rey de baloncesto en Madrid y como los años anteriores hay que hacer una breve entrada sobre ella en este blog donde el deporte de la canasta ya sabeís que ocupa un lugar prioritario en sus contenidos. No es nada nuevo si os digo que para mí se trata de la competición más apasionante y divertida de las que se juegan en el baloncesto FIBA (más que la Liga ACB o la Final Four de la Euroliga de las que también hemos hablado en este foro) tanto por el espectáculo deportivo que se disfruta en poco más de cuatro días como por el ambiente lúdico-festivo que pueden degustar tanto las aficiones de los equipos participantes como cualquier amante del mundo del baloncesto que se acerque a los aledaños del Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.

En el plano meramente deportivo, el evento se presenta con dos claros favoritos por encima del resto por vez primera en mucho tiempo: F.C. Barcelona y Real Madrid, en una translacción al baloncesto de lo que se vive en el mundo del fútbol desde hace un par de años. El F.C. Barcelona no sólo mantiene al bloque que le hizo ser campeón de Copa y Euroliga y subcampeón de Liga el año pasado, con los Navarro, Ricky, Vázquez, Lorbek, Lakovic, Ndong, Morris... sino que se ha pegado el lujo de completar su roaster con grandes fichajes como Anderson, Ingles o Perovic. Si los nombres no fueran suficiente, Xavi Pascual ha conseguido traer al equipo a Madrid en su mejor momento de la temporada, después de apabullar a Gran Canaria o Power Electronics en las últimas semanas. En el otro lado del cuadro, el Real Madrid buscará batir a su bestia negra de los últimos años (recordemos que el balance a favor de los blaugranas en los últimos dos años es de 9-1 en los enfrentamientos directos) después de haber ¿tapado? los dos principales agujeros que tenía la temporada pasada: el pivot alto (con Fischer y Begic) y la dirección (con Sergio Rodríguez y el renacer de Prigioni en las últimas semanas). Además este año cuenta con un alero alto de garantías como es Carlos Suárez. Por si fuera poco, parece que en las últimas semanas ha explotado finalmente la perla blanca, Mirotic (ojo al posible MVP de la competición siguiendo los pasos de genios como Gasol, Splitter, Ricky o Scola), el único jugador de la plantilla que realmente me hace ser optimista sobre el futuro de los chicos de Messina. Sin embargo, si hay una competición en la que tradicionalmente los pronósticos no se cumplen esa es la Copa del Rey. Además, ambos equipos deberán luchar contra las dos principales "maldiciones" del torneo. Desde que se juega en este formato, nunca el vigente campeón (Barça) ha revalidado el título ni el equipo local (Real Madrid) ha conseguido alzarse con el triunfo.


Por lo tanto, habrá que echar un vistazo al resto de participantes a ver quién puede dar la sorpresa este año. Por el lado del F.C. Barcelona, en una hipotética semifinal nos encontraríamos al auténtico Rey de Copas de la última década, el Caja Laboral Baskonia. Sin embargo, los pupilos de Ivanovic este año no parecen arrancar a pesar del fichaje de Batista hace un par de meses. Pero un equipo con San Emeterio, Huertas, Oleson, Barac, Teletovic... siempre hay que tenerlo en cuenta y si no que se lo digan al Barça en la final de la ACB del año pasado. Los otros dos equipos del cuadro: Bilbao Bizcaya Basket (con Mumbrú y Banic) y DKV Joventut (plagado de bajas como las de English o Norel) no parecen que puedan inquietar a baskonistas y blaugranas respectivamente. Por el lado del Real Madrid, parece que sólo el Power Electronics Valencia de De Colo, Savanovic, Claver, Rafa Martínez... podría inquietar a los blancos, sobre todo después de la racha de juego y resultados que consiguieron tras el fichaje de Pesic para el banquillo. El eterno Gran Canaria de Pedro Martínez (con Carroll a la cabeza) y la gran revelación de la ACB, el Blanco de Ruedas Valladolid de Porfi Fisac, bastante han hecho con estar en esta cita, aunque precisamente por esa razón, por la falta de presión, y por la calidad de sus plantillas pueden aguarle la fiesta al resto de favoritos.

En definitiva, un estupendo fin de semana del mejor baloncesto que se puede disfrutar en Europa en estos momentos y que atraerá todos los focos del mundo del baloncesto durante 96 horas de infarto. Ya sabeís que seguiré puntualmente en esta entrada el desarrollo del torneo... os reto a que hagaís vuestras apuestas y comentarios.

Un abrazo

EN VIVO: Definitivamente otro fan de John Boy...

Hola amigos,

El otro día hablaba de los mejores discos y directos del 2010 y entre los últimos destacaba la gira 1999 de los barceloneses Love of Lesbian. Pues que mejor forma que demostrarlo que acudiendo anoche a la sala Joy Eslava de la capital para disfrutar como un niño de uno de los 4!! conciertos seguidos que cierran dicha gira después de más de un año y medio girando con ese magnífico disco.


Es díficil explicar el extraño fenómeno que en un par de años ha creado el genial Santi Balmes y sus chicos de LOL. De ser un grupo claramente minoritario (atrás quedaron sus inicios anglófonos donde teloneaban incluso a The Cure en sus giras españolas) han pasado a ser uno de los grupos indie de moda del panorama nacional. Una prueba es que hayan llenado cuatro noches seguidas en la capital madrileña después de llenar otras tres fechas hace sólamente dos meses y con una gira que ya lleva más de un año en marcha. Otra prueba es que en dichos conciertos son capaces de aglutinar a generaciones de todas las edades y a gente de multitud de backgrounds diferentes, como pudimos apreciar anoche. Lo que también se pudo apreciar anoche fueron otras dos de las notas características que han hecho de LOL uno de los grupos del momento. Por un lado, su toque personal. Han ido evolucionando con el paso de los años pero sin olvidarse nunca ni de su puesta en escena gamberra y desenfadada, ni de las profundas y complejas letras de Santi, ni de la sensación de diversión y disfrute que demuestran los 5 (anoche 6) miembros de la banda sobre el escenario. Por el otro, la completa comunión entre los músicos y el público durante todo el concierto, independientemente de que estén sonando sus mayores y más movidos hits o aquellas canciones más relajadas e introvertidas.  


En cuanto al concierto en sí de anoche, sirvió para corrobar todos estos aspectos una vez más. Pero también para descubrir a los LOL en un concierto monotemático en el que siguiendo toda la noche el hilo conductor de su disco 1999 (que tocaron al completo) y que utilizaron para contar una historia con canciones (cosa que yo no les había visto aún...). Para comprobar nuevamente la enorme calidad musical que tienen todos los miembros de la banda y que les permite pasar de unos registros a otros sin ningún problema, desde esos eternos canones y loops oscuros e interminables que nos recuerdan a los primeros LOL (de los que yo ya era fan y que me gusta recuperen ahora que han llegado a la cima...) a los momentos dubi-dup que han convertido en verdaderos himnos en los que el público enloquecido convierte el concierto en una enorme sala de karaoke (el momento de "Algunas plantas" es digno de recordar...) Otra de las cosas que han ayudado al éxito del grupo es la variedad de estilos que son capaces de demostrar a lo largo del concierto, desde canciones más sentimentales capaces de poner los pelos de punta a cualquiera ("Allí donde solíamos gritar", "Un día en el parque", "1999", "Voy a romper las ventanas"...) a verdaderos rompepistas de baile ("Cuando diga ya", "Club de fans de John Boy", "El ectoplasma", "Incendios de nieve", "La niña imantada"), pasando por canciones más gamberras ("Miau", "Villancico para mi cuñado Fernando", "Te hiero mucho"...). En definitiva, dos horas en donde la buena música y la diversión conviven sin ningún tipo de problema.

Una sugerencia. No dudes en acercarte a verlos si pasan por tu ciudad porque desde ese momento y para siempre te habrás convertido en un nuevo fan de John Boy...

Un abrazo