ESCAPADA: Por Tierras Castellanas

Hola amigos,

El pasado "puente del Padre" he estado pasando unos días por Tierras Castellanas como dice el título del post. En concreto, por las provincias de Segovia y Soria. Se trata de lugares a menos de dos horas de Madrid y que tienen un montón de cosas por descubrir o recordar (según sea el caso). Además permite compaginar el turismo histórico-artístico-cultural con el deportivo-natural y con el gastronómico-lúdico perfectamente, así como relajarte del estrés cotidiano del trabajo como era mi caso. Por todas estas razones se trata de un destino de lo más apetecible y en el cual he podido disfrutar de unos días maravillosos.

Este periplo comenzó el jueves a mediodía en la capital Segovia. Después de localizar nuestro hostal (Hostal Fornos, muy recomendable ya que se encontraba en pleno centro histórico en una de las bocacalles de la Plaza Mayor y, a pesar de tratarse de un edificio antiguo, está muy bien restaurado y equipado) nos dimos una alegría para el cuerpo degustando alguno de los platos típicos de la gastronomía segoviana (como los judiones de la Granja, el famoso cochinillo o el ponche segoviano) en uno de los muchísimos restaurantes de alrededor. Posteriormente recordé (ya que hacía mucho tiempo que no visitaba la ciudad) algunos de los lugares y monumentos que han hecho de esta ciudad castellana Patrimonio de la Humanidad. Entre todos ellos me quedo con el Alcázar (y las maravillosas vistas que desde allí se tienen de la todavía nevada Sierra de Guadarrama madrileña), la Catedral con su maravilloso claustro, el barrio de la judería, el entrañable rincón que forma la Plaza de Medina del Campo (escalonada al estilo italiano) con la Iglesia de San Martín, el Torreón de Lozoya, la estatua de Juan Bravo y las Sirenas entre otros atractivos, y, como no, la plaza del Azogueo custodiada por el inmenso Acueducto romano.
Ya el viernes por la mañana abandonamos la capital segoviana para internarnos por las carreteras que atraviesan la conocida como Ruta de los Castillos. En ella volví a encontrarme con Pedraza, uno de los parajes más increíbles y emotivos de los que pueblan la meseta castellana, con su cuidadísimo Castillo (ahora Museo Zuloaga) del s. XIII, su Plaza Mayor porticada junto a la Iglesia de San Juán o su Cárcel de la Villa, todos ellos bien cuidados por la muralla que bordea esta villa medieval. Increíble el surtido de chocolates artesanos que compramos a uno de los comerciantes típicos dentro de la villa. De ahí marchamos a Sepúlveda donde pudimos admirar la iglesia románica de El Salvador (la más antigua de la provincia, del siglo XI), la Plaza Mayor y el Castillo de Fernán González (o lo que queda de él más bien...). Siguiendo nuestro itinerario nos encontramos con la sorpresa del Castillo de Castilnovo antes de llegar a Riaza donde comimos ante la atenta mirada de su elíptica Plaza Mayor (que data de 1873) y la Iglesia de Ntra. Sra. del Manto. Ya entrando la tarde seguimos camino hacía la villa medieval de Ayllón. Este pequeño rincón ha sido uno de los descubrimientos en este viaje (ya que era uno de los pocos sitios que no había visitado aún de todos los que estoy nombrando), destacando edificios civiles como el Palacio de los Contreras o la Casa de la Torre, religiosos como las iglesias de San Martín y Sta. María la Mayor o el Convento de San Francisco, o los restos de la muralla y del Castillo del que sólo queda "La Martina", la torre-vigía de piedra que en la actualidad resguarda desde el Monte del Castillo toda la ciudad.
Tras disfrutar del relax y descanso del lugar elegido para pernoctar el resto del fin de semana (llamado La Senda de los Caracoles, un hotel-spa situado en el pueblo de Grado del Pico, pérdido de la mano de Dios pero superconfortable, acogedor y con un equipo cordial, amable y yo díría casi familiar...), el sábado por la mañana lo dedicamos a visitar el Parque Natural de las Hoces del Duratón, mientras que por la tarde nos dedicamos a recorrer la Ruta de los Pueblos Rojos, Amarillos y Negros de la zona. Finalmente, y ya después de abandonar nuestro hotel, el domingo por la mañana no quisimos acabar este viaje sin acercarnos hasta la Ermita hispano-visigoda de la Virgen del Val en Pedro y, sobre todo, al yacimiento romano de Tiermes, el segundo de los dos grandes descubrimientos que he tenido durante esta escapada. Se trata de un enclave, además de muy bien cuidado, maravilloso, tanto desde el punto de vista panorámico-natural como desde el punto de vista histórico-artístico, ya que, sin la agobiante presencia de multitud de turistas (como ocurre con otros yacimientos romanos de la península) sí que presenta un indudable interés en todo su recorrido (más de una hora y media aproximadamente), desde la románica Ermita de Sta. María, pasando por la muralla del s. III y los restos del acueducto excavado en la roca arenisca (como todo el conjunto arquitectónico), todos los restos de termas, templos, casas, palacios, puertas y calles que sobreviven de la presencia romana, hasta los casi imperceptibles restos del anterior asentamiento celtíbero en lo alto del promontorio que luego fue utilizado por los romanos para asentarse definitamente en la zona.
Pero todo lo bueno se acaba alguna vez y esta escapada no ha sido una excepción. Sólo espero poder contaros pronto la siguiente. Prometo colgar fotos lo antes posible de todos los lugares que os relatado en estas líneas.
Un abrazo y hasta pronto

UNA DE DEPORTE: 6 Naciones de Rugby

Hola amigos del deporte,

Este fin de semana ha finalizado el Torneo de las Seis Naciones de Rugby que anualmente enfrenta a las selecciones de Escocia, Francia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Italia. El rugby es un deporte minoritario en nuestro país, pero en los países de tradición rugbística es casi una religión. Por mi parte, se trata de un juego que siempre me ha atraído y que sigo con bastante frecuencia, sobre todo durante los eventos más señalados como es el caso. ¿Por qué? Me imagino porque conjunta fuerza con inteligencia, lucha con habilidad... y todo ello en un marco de nobleza extrema que hace que los jugadores cuando acaban un partido sean capaces de irse con los del equipo contrario a tomarse algo (os reto a que me digaís otro deporte profesional en el que eso suceda...).

Este año el vencedor del Torneo ha sido la selección de Irlanda. Y no sólo ha ganado el Torneo (el que más puntos consigue en los 5 partidos que se disputan) sino que se ha llevado también para la Isla la Triple Corona (por haber ganado a los otros 3 equipos de las Islas Británicas) y el Gran Slam (por quedar invicta y ganar los 5 partidos). Lo ha hecho por segunda vez en su Historia (la anterior fue hace más de 60 años, allá por el año 1948) y, lo que casi convierte en gesta esta hazaña, contra todos los pronósticos ya que casi nadie daba como favoritos a los chicos del trébol. Lo ha hecho ganando el último partido por 15-17 en la conocida como la "Guarida del Dragón" (el estadio del Millenium de Cardiff, Gales), ante el máximo favorito antes de comenzar el Torneo, gracias a un drop (patada entre palos en jugada para los no iniciados en este deporte...) a falta de 2 minutos de O'Gara. Es decir, con toda la tensión y emoción de este deporte llevada hasta el máximo y con el empuje y el apoyo de más de 15000 irlandeses en el propio estadio, de toda la isla desde sus televisores y del mismisimo San Patricio (patrón de Irlanda) que insufló aire a dicha patada y posteriormente freno un intento similar por parte de los galeses que habría supuesto la derrota de los irlandeses (me apropio del simil utilizado por el periodista Fermín de la Calle en su crónica del partido para el Diario As de ayer domingo... por cierto, recomendabílisimo blog el suyo sobre el Rugby tanto por su contenido como por su estilo literario, algo poco común en la prensa deportiva nacional).

Vaya por delante que en parte me siento también ganador ya que, desde 1995 que pisé por primera vez ese maravilloso y acogedor país, me siento 50% irlandés de corazón. Luego la alegría ha sido mayúscula con esta victoria. Supongo que dicha alegría inundará desde la noche del sábado toda la isla (y digo "toda" porque el rugby es el único gran deporte de selecciones en el cual juegan bajo el mismo equipo las "dos" irlandas, la católica e independiente Eire, y la protestante y británica Irlanda del Norte, otro aspecto positivo y a valorar sobre este deporte). Además, se trata de un triunfo para una generación maravillosa de jugadores irlandeses, encabezada por su capitán O'Driscoll, y que completan nombres como el pateador O'Gara, el cerebro Stringer, el gigante O'Connell, o los Best, Murphy, Horan, O'Callaghan, Hayes, Flannery, O'Leary o D'Arcy, que desde el año 2003 han estado rozando este triunfo (hasta en tres ocasiones se les escapó de las manos tras ganar la Triple Corona y perder ante Francia). Por esta vez, la fortuna ha devuelto la gloria a unos jugadores que se lo merecían. Y esto no ocurre siempre.

Por todo ello, espero que el verde y el trébol (símbolos de esta nación) cubran los campos y ciudades de Europa, que salgan a las calles las gaitas, arpas y tambores gaélicos, que se engalane a San Patricio, que todos los irlandeses y amantes de ese bello país olviden las crisis económicas y el resurgimiento del terrorismo, y que la bandera tricolor de las 4 provincias ondee libremente en todas las casas de la Isla porque los leones de Munster y Leinster (las dos principales potencias del rugby irlandés) han realizado una gesta para el recuerdo. Pero sobre todo... que corra la Guinness porque los heroes del 48 (Reid, Kyle, Daly, O'Flanagan...) ya pueden descansar tranquilos habiendo visto que tienen dignos sucesores (algo así como lo que ocurrió en España con la Eurocopa del pasado verano, para que nos hagamos una idea). Hurra por los hijos de Cu Chulainn!!!

Un abrazo y hasta pronto

Las Películas de la Semana: "Mi Nombre es Harvey Milk", "Juno" y "La Conjura de El Escorial"

Buenos días amigos,


Hoy tenemos dos películas con muchas nominaciones en las dos últimas ediciones de los Oscars y una película española de época (aunque con actores y producción estadounidense). La primera es "Mi Nombre Es Harvey Milk" o simplemente "Milk" de Gus Van Sant (Elephant, El indomable Will Hunting, Mi Idaho privado). La película cuenta la historia real de Harvey Milk, uno de los primeros políticos abiertamente homosexual, en flash-back y con un estilo falso documental. Película de tintes clásicos (alejada de otros películas de Van Sant más independientes), aunque con dos de los temas más recurrentes en su ya extensa filmografía: los problemas personales de los jovenes y la homosexualidad. El reparto está muy logrado, sobresaliendo el doblemente oscarizado Sean Penn (Pena de muerte, Mystic River, Yo soy Sam), Josh Brolin (que ya me sorprendió con su papel en "No es país para viejos") y el irreconocible Diego Luna (Y tu mamá también, Sólo quiero caminar, Nicotina). Seguramente, si no estuviera Sean Penn o no hablara de un tema problemático y de "moda" como es la lucha por los derechos de los gays la película perdería mucho de su encanto, pero es que entonces estaríamos hablando de otra película y no de esta (7 sobre 10).


"Mi nombre es Harvey Milk":
LO MEJOR: El estilo falso documental que utiliza el director para retrotraernos a los años 70s
LO PEOR: Cierto aire pedagógico y falto de confrontación en algunas partes de la película (se pierde la oportunidad de defender ciertas ideas en base a lograr seguramente llegar a un público más extenso)
UN ACTOR/ACTRIZ: Sin duda, Sean Penn, uno de los grandes del siglo XXI
UNA FRASE: "Mi nombre es Harvey Milk y vengo a recrutaros"
UN LUGAR: San Francisco
UNA CANCIÓN: "Till victory" de Patty Smith


La segunda película de la semana es una de las películas que más me han gustado y que más me han sorprendido (gratamente) en los últimos años. Se trata de "Juno" de Jason Reitman, su segunda película tras la también altamente recomendable "Gracias por fumar". Juno - Ellen Page (Wilby wonderfunl, Hard candy) - es una joven de 16 años que tras tener su primera relación sexual con el tímido y buenazo Paulie - Michael Cera (Supersalidos, Nick & Norah. Una noche de música y amor) - se queda embarazada. Tras desechar la opción del aborto decide, tras hablarlo con sus padres, dar el niño en adopción a una pareja de elevada posición económica y social. Se trata de una historia entrañable y positiva, independiente, alegre y algo gamberra, que trata de un tema de inmediato interés, pero sin intentar ser ni parecer moralizante. Impresionante guión (de Diablo Cody, premiado con el Oscar) y maravillosas actuaciones de los dos protagonistas (estamos ante dos de los actores que nos cansaremos de ver en los próximos años), así como de algunos secundarios. También es de destacar la banda sonora, de aire independiente y muy adecuada para la película (9 sobre 10).



"Juno":
LO MEJOR: La frescura y originalidad del guión, unido a la banda sonora y a la actuación sin complejos de unos actores/actrices practicamente desconocidos, que hace que la película no te suene a lo de siempre... Y los títulos de encabezado con estilo "cómic" y la escena de la ecografía.
LO PEOR: Que dure tan poco....
UN ACTOR/ACTRIZ: Michael Cera
UNA FRASE: "Tendriais que haber ido a China. He oído que allí regalan regalan niños como si fueran ipods gratuitos. Los meten en cañones lanzacamisetas y los disparan en los estadios"
UN LUGAR: Vancouver (Canadá)
UNA CANCIÓN: "Piazza. New York catcher" de los escoceses Belle & Sebastian


Para terminar hablaré de "La Conjura de El Escorial" de Antonio del Real (Cha cha cha, Por fin solos, Los hombres siempre mienten), lo que supone un cambio radical en la filmografía de este director acostumbrado a la comedia ligera. Se trata de una película de época, con dinero estadounidense y actores internacionales, que reconstruye uno de los episodios más trascendentes de la Historia de España: el asesinato de Juán de Escobedo (Joaquim de Almeida), el secretario de don Juan de Austria, gobernador de la región de Flandes durante el reinado de su hermano Felipe II (Juanjo Puigcorbé). La causa el descubrimiento de una conspiración por parte de Antonio Pérez (Jason Isaacs), la mano derecha del rey, y la princesa de Éboli (Julia Ormond). La película es bastante fiel a la Historia y la reconstrucción (en parte debido al gran presupuesto de la película) también es bastante acertada, evitando posibles caricaturas de los personajes históricos, como en otras películas. Sin embargo, estamos ante el enésimo fracaso del Cine español de llevar a la pantalla episodios históricos (de los que andamos sobrados, por otra parte, para hacer miles de películas) por la mediocridad de los dialogos y muchas escenas, así como por la pobre puesta en escena de muchas partes de la película. En cuanto al reparto, bastante desigual. Algunos solventes (Puigcorbé, Prochnow, Ormond o de Almeida) junto con otros para olvidar (sobre todo un Jordi Mollá fuera de sitio totalmente, Fabio Testi o Blanca Jara) (4 sobre 10)


"La conjura de El Escorial":
LO MEJOR: El hecho que los actores españoles se hayan doblado a sí mismos (no como en otros ejemplos como Vicky Cristina Barcelona ya comentados en este blog...)
LO PEOR: La lentitud de algunos tramos. los diálogos, su mayoría forzados y mediocres, y algunas escenas de sexo y violencia gratuitas o mal desarrolladas
UN ACTOR/ACTRIZ: Julia Ormond, después de ser Ginebra ("El Primer Caballero"), aquí encarna a la Princesa de Éboli.
UNA FRASE: "No podemos cambiar el pasado, pero sí podemos aprender a sobrellevarlo de una forma mejor"
UN LUGAR: El monasterio de San Lorenzo de El Escorial
UNA CANCIÓN: "Por vida" de Ainhoa Arteta


Un abrazo y hasta pronto espectadores

Mis Últimos Libros: "El Guardián de la Flor de Loto", "Rechicero-Mort" y "El Talento de Mr. Ripley"

Buenos días lectores,

El primero fue "El Guardián de la Flor de Loto" de Andrés Pascual. Ambientado en el lejano y sugerente Tibet, esta novela supone un viaje espiritual al corazón del budismo tomando la investigación de un crimen (en el que muere un lama cuyos descubrimientos iban a revolucionar la medicina) como punto de partida. Jacobo, un joven cooperante español que se encuentra en una encruzada personal a nivel sentimental decide embarcarse en la investigación del caso a lo largo de la India, Cachemira, Tibet... y cruzando para ello las cumbres del Himalaya mientras intenta escapar de las fuerzas de ocupación chinas. Sugerencia de una compañera de trabajo, este libro ha supuesto además de una grata diversión una posibilidad de viajar en mi imaginación a una de las zonas del planeta más asombrosas y que más ansío conocer: el Tibet. Se observa como el autor conoce personalmente la zona ya que la descripción de paisajes y lugares es asombrosamente realista y detallada. La trama tampoco desmerece. Sin duda, una de las novelas nacionales del año (8 sobre 10)

GÉNERO: Novela de aventuras y viajes.
UN PERSONAJE: El lama Giantse que acompaña a Jacobo en su búsqueda.
TE GUSTARÁ SI TE GUSTÓ: Los best-sellers y las novelas sobre viajes.

Posteriormente he vuelto a uno de mis autores favoritos de los últimos meses, Terry Pratchett con "Rechicero" y "Mort", dos novelas más de su irrepetible saga sobre el Mundodisco. Cronológicamente siguen a "El Color de la Magia", y nos reencontramos con algunos personajes ya conocidos como el cuasimago Rincewind o la Muerte. Sin embargo, las novelas son totalmente independientes, como el resto de la saga, y en ellas nos presentan otra serie de personajes alocados fantásticos e inverosímiles. "Rechicero" narra el enfrentamiento entre Rincewind y el octavo hijo de un octavo hijo de un octavo hijo de un mago, es decir un Rechicero o fuente de poder al cuadrado. Para esta batalla "final" contará con la ayuda de personajes tan dispares y disparatados como Conina, una heroína-peluquera, el Equipaje, el Sombrero de Archicanciller o el proyecto de héroe bárbaro Nijel. Mientras tanto, en "Mort" la Muerte decide tomarse unas vacaciones por lo que decide contratar a un aprendiz, Mortimer, pero la capacidad de este último dista mucho de ser óptima por lo que se empiezan a suceder una serie de paradojas temporales en la línea del Destino. Divertidisimas lecturas para pasar el mejor de los ratos (7 sobre 10)

GÉNERO: Fantasía
UN PERSONAJE: Nijel (Rechicero) y Buencorte (Mort)
TE GUSTARÁ SI TE GUSTÓ... El Color de la Magia, naturalmente

El último de los libros que he leído ha sido "El Talento de Mr. Ripley" de la maestra del suspense Patricia Highsmith. Vaya por delante que no me suele gustar leer libros después de ver adaptaciones cinematográficas, sino que el recorrido sea el inverso. Sin embargo, en esta ocasión incumplí esta regla ya que había visto tanto la primera adaptación "A Pleno Sol" como la última de Anthony Mingella con Matt Damon y Jude Law. Y eso puede que me haya condicionado a la hora de disfrutar de esta novela, ya que las expectativas eran altas (por eso de que los libros siempre están mejor que las películas y estas películas me habían gustado bastante...). La historia narra la historia de Tom Ripley, un joven estadounidense neurótico y de baja moral que viaja a Italia con el fin de convencer a un antiguo conocido suyo, Dickie Greenleaf, de que vuelva a casa. Tras verse rechazado por este, decide asesinarle y suplantar su identidad. A partir de esta base, la autora consigue una descripción casi perfecta del personaje, aunque el ritmo de la historia no sea demasiado regular. Original y curiosa (ya que el protagonista es el "malo" con quien dificilmente puede identificarse el lector...), aunque no sea la mejor novela de Highsmith, sí que consigue un nivel elevado (6 sobre 10).

GÉNERO: Novela policiaca, Suspense
UN PERSONAJE: Tom Ripley, sin duda
TE GUSTARÁ SI TE GUSTÁN... Las películas de Alfred Hitchcock

Hasta pronto lectores

EN VIVO: Fin de Semana con Sara Baras y Soziedad Alkoholika

Buenos días amigos,

No, el título de este post no es un chiste fácil, ni una broma de mal gusto, ni siquiera un juego de palabras de díficil comprensión. Simplemente describe lo que ha sido mi último fin de semana, con el que quiero comenzar un nuevo tipo de comentarios en el blog sobre conciertos y espectáculos a los que acudo habitualmente para disfrutar en vivo de la música, de todos los tipos y colores, como puede comprobarse con esta primera entrada. Efectivamente, y aunque parezca incompatible (llamenme raro, ecléctico, alternativo... lo dejo a su gusto), el viernes estuve disfrutando del buen flamenco con el último espectáculo de Sara Baras, mientras que el sábado cambié totalmente de registro y acudí a ver al grupo de rock gazteiztarra Soziedad Alkohólika, ambos en Madrid. Y lo mejor es que ambos merecieron mucho la pena y estuvieron realmente bien.


Empecemos cronológicamente. Como decía, el viernes estuve viendo el último espectáculo de Sara Baras, "Carmen" en el Teatro Lope de Vega de la Gran Vía madrileña. Vaya por delante que no me considero un ententido, ni siquiera un entusiasta, del flamenco, pero tengo que decir que me quedé realmente impresionado y gratamente complacido con el montaje de esta increíble artista. Se trata de una adaptación libre del "mito" (que nadie espere ver la Carmen descrita por Mérimée o Bizet), basada básicamente en el baile (el hilo argumental y la base dramatúrgica no quedan demasiado claros...), pero ¡qué baile, la verdad!, a través de un recorrido por los distintos "palos" del flamenco. Sara Baras está elegante, soberbia y poderosa durante toda la función, llenando por sí sola todo el escenario, tanto con su electrizante zapateado como con su hipnótico movimiento de manos y brazos. Además, el resto del cuerpo del baile no desmerece para nada, destacando la labor de un sobrio Luis Ortega (en el papel de Don José) y de un pasional José Serrano (el torero). En cuanto a la música, llevada a cabo por un cuadro flamenco en vivo, huye de la partitura original y se basa casi en su totalidad en la banda sonora creada para la película de Carlos Saura por Paco de Lucía. Por lo demás, destacar el acierto en el colorido del vestuario (basado únicamente en 3 colores: blanco, negro y rojo) y parte de la puesta en escena (al principio) jugando con las luces y las sombras a través de un mural con puertas que se abrían y cerraban al ritmo de la música. Lo peor... aguantar casi dos horas en la primera fila del anfiteatro con las rodillas enclaustradas contra el balconcillo.


Y como el que no quiere la cosa, cambié las americanas y abrigos de "marca" por las sudaderas ska y los ponchos, las copas de vino por el kalimotxo y la cerveza, los puros por el "tabaco de liar", y los moldeados por las rastas y los pelos de punta, y el sábado me fui a disfrutar de la presentación en la capital del último trabajo de los S.A. (Soziedad Alkohólika), "Mala Sangre" en el CSOA La Traba en el madrileño barrio de la Arganzuela. Lo primero que me gustaría decir es que es una verdadera pena que no se pueda disfrutar de este grupo (y otros más como Su Ta Gar, Lendakaris Muertos, Fermin Muguruza o Banda Basotti) en Madrid en salas adecuadas para la música en vivo y con un aforo acorde a la masa de gente que mueve un grupo como S.A. No quiero entrar en batallas de índole político en este momento porque además creo que donde esté una sentencia judicial en firme a favor del propio grupo debería quitarse cualquier otra consideración de ciertos grupos de presión. Dejando a parte la cuestión política, el concierto sirvió para demostrar nuevamente que se trata de uno de los grupos del Rock duro nacional con mejor y más larga trayectoria en las últimas dos décadas (como demuestra el cartel de "no hay billetes" que llevaba puesto desde hacía dos semanas...) y que, pese a todos los problemas paralelos que han tenido en los últimos años, no han abandonado para nada su fuerza, intensidad y rabia encima del escenario. Como dicen las canciones de su último disco (que ya situé como uno de los destacados en mi repaso a lo mejor del año 2008), dicha fuerza está "Intacta" y siguen su "Propia dirección" a pesar de la "Política del miedo" llevado a cabo en su contra. Por lo demás, no dejaron de sonar canciones que se han convertido en himnos ya, como "Nos vimos en Berlín", "Cuando nada vale nada", "Ratas" o "Palomas y buitres", y la gente allí reunida bailó y pogueó como siempre, desde las primeras filas hasta las últimas (donde nos encontrabamos nosotros). Lo peor... el sonido (lógico por otra parte, ya que la "sala" no está adecuada para la acústica precisamente...) y la corta duración del espectáculo, apenas 1 hora y cuarto.


Un saludo y hasta el próximo concierto...

Las Películas de la Semana: "Un Poco de Chocolate", "Bienvenido a Farewell-Gutmann" y "Camino"

Buenas tardes amigos,

Después de un tiempo sin comentar películas vuelvo a la carga. La primera película de esta semana es "Un Poco de Chocolate", el debut detras de las camaras de Aitzol Aramaio. La historia, basada en la novela "Un tranvía en SP" de Unai Elorriaga (Premio Narrativa 2002) cuenta la historia de una pareja de hermanos, ya en el final de sus vidas, que se encuentran con un solitario joven que ha dejado atrás a su familia y sólo posee su acordeón. El argumento se asienta en la nostalgia de Lucas, un anciano con problemas de memoria - Héctor Alterio (Vientos de agua, Kamchatka, El último tren) y María, su hermana - Julieta Serrano (Pepi, Luci, Bom..., Mujeres al borde..., La mirada violeta) a través de una mirada dulce a esos últimos momentos de la vida. Su actitud contrasta con la del joven Marcos - Daniel Brühl (Good bye Lenin, Cargo, Salvador). A pesar de algunas carencias (como el personaje de Roma - Barbara Goenaga), la música de Bingen Mendizabal es maravillosa, así como la fotografía del puerto viejo de Algorta, y, sobre todo lo demás, la actuación de Héctor Alterio, como siempre (7 sobre 10)

"Un poco de chocolate":
LO MEJOR: La simpatía de los personajes interpretados por Alterio y Serrano, a pesar de los problemas que puedan tener nunca le pierden la sonrisa a la vida.
LO PEOR: A pesar de que se busca un ambiente costumbrista, a veces torna en demasiado meláncolico y simple.
UN ACTOR/ACTRIZ: Héctor Alterio
UNA FRASE: "Las cosas que he hecho contigo, sólo las he hecho contigo"
UN LUGAR: El puerto viejo de Algorta (Getxo)
UNA CANCIÓN: "Bizkaiko Dantzak" (tradicional)

La segunda película en esta semana netamente de Cine español, es "Bienvenido a Farewell-Gutmann" del, otro, debutante Xavi Puebla. Siempre es bueno que aparezcan nuevos directores y guionistas en el panorama nacional, aunque el resultado final no sea del todo satisfactorio como en este caso. La historia sigue la moda introducida por películas como "El método", "Casual day" o "Smooking room" de dramatizar el mundo interno de las empresas. En este caso a través de la lucha de 3 empleados por ocupar la vacante del director, recientemente fallecido. A pesar de que la idea puede tener interés, los personajes se quedan en una mera caricatura y uno no sabe si reír o llorar durante toda la película. Además, los escenarios y la fotografía son deprimentes y simplones, lo que hace más obtusa aún la narración. Sin embargo, los actores (como ocurría en "Casual Day") salvan en cierta medida la película. Se trata de Adolfo Fernández (Todos estamos invitados, Mujeres en el parque), Ana Fernández (Solas, Historia de un beso, Sin ti) y Lluis Soler, en el papel de los 3 rivales por el puesto de director, y Sergio Caballero (Faltas leves) en el de aspirante a ocupar el puesto de los anteriores (4 sobre 10).

"Bienvenido a Farewell-Gutmann":
LO MEJOR: El juego y paralelismo entre las entrevistas que realizan los 3 aspirantes y aquellas en las que ellos son los entrevistadores (para ocupar su posible vacante).
LO PEOR: La lentitud y la falta de color y movimiento en los escenarios.
UN ACTOR/ACTRIZ: Lluis Soler
UNA FRASE: "Creo que lo ha dicho bien claro" "¿El qué? Lo del Dios inercial o lo del mono gilipollas"
UN LUGAR: El ascensor (que representa el deseo de ascender de los protagonistas)
UNA CANCIÓN: Ninguna, siguiendo la moda actual, la película sólo tiene música de fondo.


Para terminar con este repaso semanal al Cine nacional, me quedo con la mejor de las 3 películas comentadas esta tarde: "Camino" de Javier Fesser (El milagro de P.Tinto, Mortadelo y Filemón). Ya comenté algo en la resaca de los Goya de este año, donde fue la gran triunfadora de la noche, pero todavía no había visto la película, cosa que hice este sábado. Antes de entrar en mayores detalles, se merece un aplauso el intento por parte del director de hacer cosas nuevas y salirse de los caminos argumentales y visuales habituales, ya que mezcla la realidad (se basa en la historia real de la niña Alexia González-Barrios que murió a los 14 años de cáncer) con la fantasía y elementos oníricos (en los que Fesser se mueve como pez en el agua). En pocas palabras, la película es una crítica, honda y dura, sobre el totalitarismo religioso, enfocado en el Opus Dei. Intentaré ser lo más objetivo posible (teniendo en cuenta que mi opinión sobre las religiones totalitarias, y sobre el Opus Dei en particular, está bastante asentada y es claramente contraria a estos). La película te deja totalmente sin palabras, provocando sentimientos contrarios de atracción y repulsión a partes iguales. Y lo consigue, no tanto por el tema que trata, sino por la actuación de la mayor parte del plantel. Destaca sobre el resto la niña, Nerea Camacho, y su madre, Carmen Elías (Los aires dificles, Morir o no) que consigue que acabes la película con ganas de matarla a ella. Ambas se llevaron sus respectivos Goya en la última edición, al igual que Jordi Dauder por su papel de sacerdote egoísta y manipulador (aunque en este caso no estoy tan de acuerdo con el Premio). Los únicos puntos más bajos de la película son su excesivo metraje y algunos momentos de regodeo (tanto en la enfermedad de la protagonista como en la crítica hacía el Opus). Además, la selección musical (tan olvidada en la mayoría de películas en la actualidad) también es sobresaliente, destacando Russian Red, entre otros. En general, una película buenísima, aunque dura y cruda. Cine que hace que salgas de la sala enfadado y que te cueste dormir esa noche. Para bien o para mal, se agradece siempre ese tipo de cine (8 sobre 10)

"Camino":
LO MEJOR: La actuación coral de los protagonistas. Desde la niña, pasando por su familia y curas que la rodean, hasta los compañeros de clase de la niña, destacando su mejor amiga (de lo mejor de la cinta)
LO PEOR: Los momentos "gore" de algunas operaciones, demasiado explícitos.
UN ACTOR/ACTRIZ: Carmen Elías
UNA FRASE: Hay varias pero quizá la más lapidaria es "¿Quieres que rece para que tú también te mueras, mamá?"
UN LUGAR: Pamplona, aunque en este caso no salga muy bien parada, siempre es un placer ver imagenes de la vieja Iruña
UNA CANCIÓN: "The morning after" de las Hnas. Llanos (Dover) en acústico.


Hasta la próxima semana. Un abrazo